Taller de Confianza

Técnica de Adiestramiento en positivo que se basa
en la superación de obstáculos como un reto psico-físico.

?

Los circuitos de confianza han sido pensados con un fin educativo-terapéutico.

El objetivo de estos circuitos es crear un desafió psico-fisico que el animal sea capaz de superar por sí mismo, siendo consciente del reto al que se está enfrentando.

Objetivo del curso

El superarse y el superar el “obstáculo” trasmite seguridad y confianza al perro, de manera que ya no será un problema enfrentarse a los pequeños retos del día a día.

Ademas, a través de los circuitos de confianza, nuestro amigo puede llegar a desarrollar un conocimiento y una gestión de su cuerpo tales que le ayudarán en la prevención de futuros problemas de inseguridad.

Metodología de trabajo

Durante el trabajo no se emplean castigos, ni se fuerza al perro
para que haga determinados movimientos ya que esto perjudicaría
el alcanzar el objetivo final.

Qué se trabaja?

Como hemos dicho anteriormente, el perro debe seguir un recorrido de obstáculos que se le proponen. Este recorrido está estudiado para que se enfrente a sus inseguridades, estimular sentidos como el tacto y el oído, y otras habilidades como el equilibrio, la precisión y la propiocepción (la capacidad de sentir la posición relativa de las propias partes corporales y el sentido que informa el organismo de la posición de los músculos).

Es una técnica que se emplea para limar problemas relacionales que algunas mascotas pueden tener, como miedo a otros perros o a personas. El hecho de concentrarse y focalizar su atención en un movimiento nos permite tener más margen de maniobra para que se pueda relacionar indirectamente con estímulos que el considera peligrosos o que son la fuente de sus inseguridades. (Óbviamente estos casos tendrán un trabajo doble que hacer y serán seguidos con atención durante la actividad
para que no se estresen y no se frustren).

A quién está dirigido?

Este tipo de trabajo beneficia a todos los perros. Los circuitos de confianza están particularmente indicados para cachorros, perros adolescentes, perros inseguros y miedosos. Son una herramienta muy útil para corregir muchos problemas de reactividad, de nerviosismo excesivo, de gestión de correa, de propiocepción e inseguridad relacional, entre otros.

El Material de trabajo

Trabajaremos con refuerzo positivo: se aconseja traer premios que le gusten a nuestras mascotas o juguetes que tengan un gran valor para ellos.

Es importante que el perro trabaje con la máxima comodidad, y por esto mismo necesitaremos un arnés o un collar acolchado que no limite sus movimientos y que no lo lastime. La correa puede ser de nailon o de cuero, de una longitud de almenos un metro.

Pin It on Pinterest

Share This